23.- EL SUEÑO Y LA REALIDAD.

La realidad es una verdad relativa, es respecto el mundo, lo material. En el cuadro de la Existencia está la manifestación pero no es pura manifestación, porque el sueño es también manifestación:

Hay mucha diferencia entre realidad y el sueño, este es otro mundo, la manifestación es diferente; se sueña con cosas que no existen, por ejemplo, con casas desconocidas, ciudades desconocidas, aún seres desconocidos, y hay seres compuestos de por ejemplo, 2 ó 3 seres de la realidad; un amigo del sueño es 2 seres de realidad, uno es un pariente y el otro es un compañero de trabajo o un amigo, etc. A veces se sueña con paraísos, otras veces con sitios infernales con olores feos que en realidad no existen, por ejemplo, se sueña que va a comer pescado y luego ese pescado se vuelve un jebe de llanta, pero es para comer en el sueño. Entonces en el sueño se tergiversan los premunes o las cosas, se mezclan; es que la consciencia está descansando y no controla, luego otra fuerza inconsciente o subconsciente obran y el resultado sale removido, descontrolado; también interviene el anteconsciente, entonces el futuro; por eso a veces los sueños avisan como en el caso de la señora Mixsell, en la Segunda Guerra Mundial. En el sueño también sale, como dice Freud, deseos reprimidos por la consciencia, luego pues interviene el subconsciente. También en el sueño existe otro pasado, un mundo del pasado que no es de la realidad, ¿existe otra memoria?, es decir ¿que el que sueña no es uno mismo, es otro ser, puesto que tiene otra memoria, otro pasado, otra alma?, ¿de dónde viene ese pasado, quien lo forma? O es sólo representación que se manifiesta así, existirá pues una voluntad consciente que hace así algunas en el sueño para enseñar algo simbólicamente. Ahora, según el cuadro de la Existencia:

Para existir algo tienen que haber estos cuatro entes, y en el sueño la manifestación es sólo representación, signo, como explico anteriormente, es sólo cosa simbólica que se trata de explicar la voluntad que genera estas cosas para enseñar algo: sólo pues la manifestación distorsionada respecto la realidad, en desorden, no controla nuestra consciencia, sino algo una voluntad consciente que no conocemos, entonces se puede considerar la existencia de otro mundo al ensueño.
La existencia del universo y las leyes físicas y naturales es la realidad, así sentimos y razonamos, pero la existencia del sueño no es del universo ni de la naturaleza, porque, por ejemplo, no es natural que el hombre vuele sin alas, pero es existencia, existe el sueño porque tiene los entes que explico antes, de la Existencia, existe el mundo del sueño que viene a ser otro mundo respecto la realidad, pero siempre es existencia.
Ahora, también, ¿cómo podemos afirmar que lo que vivimos en este momento es realidad? Y si despertamos y decimos “había sido un sueño”, ¿cómo podemos afirmar si es realidad o sueño?; generalmente los sueños se ven como de noche, con luz artificial como de la realidad, así lo nocturno ¿cómo podemos afirmar que es realidad?, una característica que tengo es que cuando en la noche quiero prender la luz y no prende al accionar el interruptor, es muy posible que sea sueño, luego aprovecho esto y me levanto de la cama volando porque sé que es sueño y recorro los sitios exteriores mirando lo extraño del sueño, así me aparto de lo conocida y hasta aburrida realidad y amenizo mejor mi vida.
Vimos en el subtítulo Hipnotismo, que por hipnotismo se creó en un hombre el deseo de leer una poesía; ahora, ¿qué es precisamente lo que existe? En el cuadro de la Existencia sabemos que existe el espíritu, la manifestación, el medio y el alma; empero, ¿se puede crear una memoria, digamos, artificial? ¿Colocar en el cuerpo, en el cerebro, una memoria sin haber existido el pasado o vivido el pasado?; ya vimos lo que pasó en el deseo de leer esa poesía y también el caso de las ratas y los gusanos en el subtítulo “La influencia material”, entonces, ¿en la masa encefálica se puede crear una memoria sin haber vivido? En el sueño sí existe esto, ¿quién hace esto? Anteriormente vimos que el hipnotizador puede ser como un creador, un espíritu como se ve en el cuadro de la Existencia; luego pues, por hipnotismo es el hipnotizador el espíritu, y en las operaciones médicas es el operador; ¿de dónde viene la Existencia?, del espíritu, ¿cómo podemos afirmar que hemos vivido lo que recordamos? ¿Cómo podemos afirmar que lo que vivimos creó otro ser?, si no podemos afirmar si es sueño o también realidad.
A continuación transcribo lo que pude recuperar de un libro anterior inédito que se quemó en un incendio.

No hay comentarios.: